Un colectivo de la empresa Fluviales fue atacado con un piedrazo que rompió uno de sus vidrios laterales, la tarde de este viernes, alrededor de las 15. El hecho tuvo lugar mientras transitaba por la Ruta 168, desde Santa Fe hacia Paraná, a la altura de la curva de La Guardia, informaron a Canal Nueve Litoral.

"Le tiraron un piedrazo en la ventana del lado derecho, donde justo iba una señora. La piedra no entró al colectivo, pero sí dañó el vidrio completo. No hubo lesionados, pero se repiten los ataques y siempre son en el mismo lugar", indicó al Nueve, un conductor de la empresa que no viajaba en esa unidad, pero estaba al tanto de lo ocurrido.

"Nosotros lo único que podemos hacer es avisar a las autoridades. Mi compañero frenó en el puesto de Gendarmería y enseguida salió el móvil hacia la zona de La Guardia. Pero nunca sabemos quién fue. Nunca hay una solución", sostuvo.

"Es algo habitual en esa curva, ya no sabemos qué hacer", expresó el chofer y detalló: "Pasa seguido, por lo general a la noche, nunca había pasado de tarde, como hoy. He escuchado que le ha pasado a vehículos particulares y también a otras líneas de colectivos. A Fluviales y Etacer, como vamos constantemente, nos pasa más seguido".

"En ese lugar hay muchos árboles y pastizales, y tiran escondidos ahí. Solo sentimos el golpe, la explosión, cuando ya recibimos el ataque. Es un peligro constante para nosotros como conductores y para los pasajeros. Les pedimos que cierren las cortinas, pero nunca sabemos si la piedra puede llegar a entrar y romperles la cara", remarcó.

En ese sentido, el chofer contó que hace dos meses sufrió un ataque de estas características. "A mí me pasó en un colectivo, a las 2 de la madrugada. nunca sabemos si la piedra puede llegar a entrar y romperles la cara. Terminé en el médico. Resulté herido, nunca sabemos si la piedra puede llegar a entrar y romperles la cara", relató.

No hay respuestas concretas

"No se ven respuestas. Llega el coche con el vidrio roto, se le cambia el vidrio y vuelve a circular. Tenemos que andar con cuidado. La idea de los ataques parece ser dañar, porque no se ve gente. Pero de todos modos, jamás hay que frenar", manifestó el conductor.

"No sabemos si pasar rápido o despacio, o con las luces de los carteles apagadas. Igual nos tiran. Lo único que puedo hacer es pedirle a los pasajeros que cierren las cortinas y que no se apoyen contra las ventanas", enfatizó. Pese a la situación de violencia, consideró que "la gente se está volcando más al colectivo, ante tanta inseguridad que hay, porque también le ocurre a quienes van en autos y camiones".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate