Una inusual calma se vivió en la Terminal de Ómnibus de Paraná durante este jueves, pocas horas antes de que entre en vigencia el paro del servicio que se extenderá hasta las 23.59 horas del martes.

Poco movimiento de pasajeros y cuidados extra en las boleterías es lo que se pudo percibir en medio de la emergencia sanitaria, donde cada vez más ciudadanos toman conciencia de la necesidad de quedarse en sus casas para resguardar la salud de todos.

Embed

Comentá y expresate