La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, recibió en la sede de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA) 250 respiradores nuevos de un total de 546 que adquirió la cartera sanitaria nacional para hacer frente a la segunda ola de casos de COVID-19.

De la recepción participaron la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado; la subsecretaria de Articulación Federal, Verónica De Cristófaro; el titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini, y la responsable de la DINESA, Patricia Spinelli.

Según informaron, a partir de la semana que viene comenzarán a ser distribuidos a todo el país en función de los requerimientos de cada jurisdicción, y de acuerdo a la situación epidemiológica y la cantidad de respiradores por habitante.

Un punto clave es la posibilidad de contar con recurso humano entrenado para poder utilizar los respiradores”, indicó Vizzotti respecto a la distribución del equipamiento y remarcó que “las provincias también están haciendo un esfuerzo enorme para ampliar el sistema de salud, y para fortalecer y capacitar más recurso humano”.

Además, advirtió que "aunque se haya detenido la velocidad de los contagios, de ninguna manera nos podemos quedar tranquilos. Sabemos que las próximas semanas van a seguir ingresando personas a terapia intensiva, que son las infecciones de las semanas anteriores, y eso va a hacer que nuestro sistema de salud siga en tensión”, afirmó.

En la misma línea, Vizzotti remarcó que para que el sistema de salud pueda seguir dando respuesta, “es muy importante que intentemos minimizar las actividades en todo el país, y que cada actividad que hagamos la hagamos con extremo cuidado para que podamos seguir profundizando ese descenso del número de casos”.

Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Salud lleva distribuidos 3.682 respiradores, la mayoría de ellos producidos por la empresa Tecme de la provincia de Córdoba.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate