La selección argentina de básquet aplastó a Polonia 91 a 65, logrando el primer puesto del Grupo I del Mundial de Básquet y ratificando su presencia en cuartos de final del certamen.

El elenco nacional dominó prácticamente todo el juego, especialmente desde el tercer cuarto en adelante, donde sacó de la cancha a los europeos. Luis Scola, capitán y referente, anotó 21 puntos y fue goleador del equipo.

De este modo Argentina aguarda por España o Serbia. Con uno de ellos dos jugará el martes a las 8 por cuartos de final. Pero además el primer objetivo podría cumplirse mañana, si Estados Unidos le gana a Brasil, dejando afuera a los sudamericanos. De ese modo entre los ocho mejores habría dos equipos americanos -nuestro elenco y el norteamericano- que ocuparían las dos plazas que otorga el certamen olímpico al continente.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate