En base a decisiones recientes, podemos inferir que Instagram procura una actividad más auténtica y menos dependiente de la mirada ajena en su plataforma. En el último tiempo nos enteramos que eliminará los filtros que emulan cirugías plásticas, pero principalmente que quitó la sección “Siguiendo”, que permitía ver la actividad de otros usuarios.

Todo eso, sin mencionar un cambio relevante en esa red social: la paulatina desaparición de los likes.

Más allá de las medidas de Facebook, que es dueño de Instagram, existen aplicaciones de terceros que sirven para realizar acciones como las que la red social está eliminando. Sin embargo, están en vías de extinción: Apple ya está prohibiéndolas en su tienda de apps.

Voyeurismo no oficial

Una de las herramientas obligadas a despedirse de la App Store es Like Patrol, que permite recibir notificaciones cuando otro usuario a quien se sigue da un “me gusta” o publica un comentario. Es decir, la propuesta de esa app es contraria a la actual movida de Instagram.

Like Patrol funcionaba con suscripciones, con un costo mensual de 80 dólares, según cuenta CNET. Había debutado en la tienda de Apple a mediados de este año. La misma no está disponible para equipos Android.

La compañía de Mark Zuckerberg había informado a los desarrolladores de esa aplicación que la misma violaba los nuevos términos de privacidad de la red social. Los responsables de Like Patrol se negaron a retirar su producto, una decisión que ahora tomó Apple.

Like Patrol alentó a espiar (…) y vigilar constantemente las actividades en las redes sociales”, explicaron desde la firma de la manzana mordida, justificando la decisión, publicó TN.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate