Desde la Dirección de Atención para las personas con Discapacidad de Concepción del Uruguay apelan a construir una comunicación más inclusiva en este contexto de pandemia, considerando que varias personas hipoacúsicas leen los labios para entender al resto de las personas.

Ante la obligatoriedad del uso del barbijo para garantizar los derechos de las personas sordas e hipoacúsicas se apela a que los trabajadores en servicios esenciales -como cajeros de supermercado, agentes de policía o personal de salud, entre otros- implementen la utilización de barbijos o tapabocas transparentes o máscaras faciales para poder leer sus labios o gestos y que el uso obligatorio de tapabocas «no sea una barrera más».

En caso de no poder solventar el costo de ese tipo de barbijos, la comunidad hipoacúsica en la ciudad, propone también la posibilidad que ante una persona con discapacidad auditiva se pueden retirar un minuto el barbijo manteniendo la distancia social correspondiente y de esa manera explicar con detenimiento lo que se requiere.

Mayor inclusión

Las personas que tienen una disminución auditiva, muchas veces necesitan complementar el mensaje que escuchan con la lectura de los labios y gestos. Si bien hay quienes con el equipamiento auditivo a través de audífonos o de un implante coclear, tienen muy buen acceso a los mensajes auditivos, otros necesitan de la lectura labial para acceder al mensaje hablado.

Comentá y expresate