Durante la jornada de este sábado, la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná detectó baja presión o falta de suministro en algunos sectores de la ciudad, como consecuencia de las altas temperaturas que se viene registrando desde hace varios días.

La ola de calor ha afectado progresivamente las reservas en los centros de distribución, que son claves para inyectar presión en las redes para que el suministro llegue a todos los sectores de la ciudad.

De acuerdo con las mediciones técnicas realizadas por personal técnico de Obras Sanitarias, los principales inconvenientes durante la jornada de este sábado se registraron en barrio Los Cedros, en el Kilómetro 5 y ½, Paraná V y zonas adyacentes como Hipódromo.

Al respecto, durante la noche se ejecutaron acciones en los distintos centros de distribución, con el propósito de favorecer la recarga de las reservas y así disponer de más caudales para el abastecimiento de todos los hogares.

Trabajos preventivos

Desde hace varias semanas, y también durante los últimos días, Obras Sanitarias desarrolló y ejecutó distintas tareas preventivas y de mantenimiento en la zona de muelles de la Toma Nueva –por la bajante del río-, para garantizar el normal funcionamiento de la captación de agua cruda para la potabilización.

Por esa razón es que tanto la captación como la producción de agua potable funcionan con normalidad y a pleno, con 8.300 metros cúbicos por hora en la planta Echeverría, y unos 1.300 metros cúbicos en planta Ramírez. Los centros de distribución (Ejército, Parque del Lago, Lola Mora y Ramírez) no presentan inconvenientes o anomalías y mantienen su operatoria de derivar los flujos de caudales a las redes, tanto por gravedad y por presión.

Al mismo tiempo, el organismo municipal viene llevando adelante un intenso plan de reparaciones de cañerías distribuidoras y de conexiones domiciliarias en la vía publica, para reducir las pérdidas. Durante la jornada de este sábado, operarios municipales trabajaron para el arreglo de una cañería maestra en calle Laprida al final, próximo al acceso al barrio Francisco Ramírez.

Cuidar el agua

En ese sentido, y teniendo en cuenta esta situación, como ha insistido el municipio durante estos días de intenso calor, manifestaron que es necesaria una responsabilidad y compromiso social de la población, haciendo un uso racional del suministro. El consumo desmedido de algunos, inevitablemente provoca la escasez o faltante del suministro en otros hogares.

Teniendo en cuenta que la ola de calor podría extenderse hasta el martes, es que Obras Sanitarias insiste y pide moderar el consumo del vital recurso y evitar hábitos de derroche en los hogares, como el lavado de autos con mangueras, el constante vaciamiento y llenado de piletines, el riego de calles o veredas. También adoptar medidas de uso racional en las actividades cotidianas del hogar.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas