El intendente de Paraná, Adán Bahl, visitó la Toma Nueva para monitorear las labores frente al descenso sin precedentes del río que hoy se encuentra por debajo de los 20 centímetros. “Estamos analizando la situación y trabajando para brindar un eficiente suministro en toda la ciudad”, indicó el mandatario.

Embed

En la recorrida se corroboró el funcionamiento del muelle 1 que capta agua para ser potabilizada en la planta de avenida Ramírez y del muelle 2, que lo hace para la planta ubicada en avenida Echeverría. Bahl estuvo acompañado por el secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento; el subsecretario de Obras Sanitarias, Oscar Silva, y demás funcionarios del área.

"Personalmente estoy monitoreando la situación y el funcionamiento de las bombas que captan el agua para su potabilización, con esta contingencia que significa tener el río tan bajo con registros nunca antes vistos. Hay que tomar decisiones todos los días y lo estamos haciendo, analizando alternativas para garantizar el servicio en la ciudad”, sostuvo el Presidente Municipal.

Sobre las obras planificadas a mediano y largo plazo, Bahl afirmó: “Más allá de la situación actual de la bajante, nuestra gestión tiene claro que esto se resuelve con obras de infraestructura, proyección y previsibilidad. Por eso, hemos articulado tanto con Provincia como con Nación grandes proyectos de inversión en obras capaces de dar solución definitiva al problema del agua”.

Sobre este punto, agregó: “Paraná fue incluida en un plan de obras que incluye la puesta en valor y refuncionalización del muelle en la toma de agua, la planta de avenida Ramírez y los conductos, lo que nos permitirá un ahorro importante tanto de agua como de energía. Estamos en proceso de incorporación de esa obra al plan de obras públicas de la provincia, y aspiramos que en muy poco tiempo podamos licitarla”.

Comentá y expresate