Alfredo Francolini, intendente de Concordia, señaló que "el Comité Operativo de Emergencia Sanitaria se encuentra en estos días en estado de alerta", ya que "este domingo volvimos a reunirnos para evaluar la evolución de la situación epidemiológica del Covid-19 en Concordia".

Allí reconoce que "la realidad indica que los casos siguen aumentando; que la proliferación de fiestas clandestinas y reuniones sociales; el relajamiento del cuidado personal y la generalizada desobediencia de las normas preventivas nos están llevando al borde del colapso".

También señala que "a pesar de la renovada y justificada esperanza ante el comienzo de las campañas de vacunación; la verdad es que en Concordia -en lo que refiere a la progresión de contagios y la evidente desatención de las recomendaciones sanitarias- terminamos mal el 2020 y empezamos peor el 2021".

Insistió en que "los médicos están muy preocupados. Todos estamos muy preocupados. Porque no queremos que se repitan en Concordia las dramáticas escenas que ya hemos visto en ciudades del mundo donde la irresponsabilidad y la falta de conciencia social se tradujeron en desolación y pérdida de vidas".

En ese marco reconoció que "por estas horas mantenemos contactos permanentes con Nación y Provincia, ámbitos en los cuales se está evaluando la implementación de medidas restrictivas que contribuyan a disminuir elmovimiento en la ciudad y frenar la ola de contagios."

Igualmente aclara que "más allá de lo que en tal sentido se resuelva en las próximas horas, volvemos a apelar a la solidaridad y responsabilidad de todos", publicó Diario Río Uruguay.

Para finalizar, subrayó que "estamos en un momento crítico. Que podamos seguir adelante sin más víctimas de esta enfermedad, que sigamos avanzando en la recuperación de la economía, depende casi exclusivamente del comportamiento de todos y cada uno de los concordienses en los próximos días", concluyendo con el pedido que "seamos responsables y solidarios, sigamos cuidándonos".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate