El gobierno de Santa Fe analiza flexibilizar las restricciones vigentes por la pandemia a partir del próximo fin de semana mientras estudia, en línea con otras provincias y el gobierno nacional, la implementación de un pasaporte sanitario para implementar en determinados lugares públicos.

"Si el reporte de este jueves a la noche nos muestra una leve mejora en los índices sanitarios, combinados con la masiva campaña de vacunación, nos permitiría autorizar más actividades y aumentar los porcentajes de aforos permitidos en actividades como restaurantes, cines, teatros, etc." admitió a El Litoral el ministro de Trabajo Juan Manuel Pusineri.

El decreto que establece el funcionamiento de las distintas actividades y un porcentaje autorizado de ocupación del 30% en la mayoría de las actividades, vence este viernes y los funcionarios de Gestión Pública, Salud y Trabajo están trabajando en el que estará vigente en adelante.

Pusineri recordó que para el gobierno provincial la prioridad siempre fue la educación y enfatizó que por esta razón antes del inicio de las vacaciones se retornó a la presencialidad parcial en las escuelas, que será ampliada hacia todos los niveles a partir de la semana que viene cuando los chicos vuelvan a las aulas , aunque se mantendrá el sistema de burbujas.

En el gobierno provincial estiman que la provincia, en particular en los departamentos Rosario y La Capital, saldrá del estado de alarma y se ubicará en el de alto riesgo, lo que permitirá introducir estas flexibilizaciones.

"Seguramente se ampliará el aforo en bares y restaurantes hasta un 50%, se ampliará el horario en el cual podrán atender al público y se habilitarán reuniones sociales con más personas", explicó el titular de Trabajo.

Fuente: El Litoral

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate