La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó que epidemiólogos y los integrantes del Consejo Federal de Salud, que reúne a funcionarios del ámbito sanitario de todo el país, analizarán la posibilidad de eliminar el aislamiento obligatorio para contactos estrechos con vacunación completa, con el objetivo de garantizar la prestación de servicios esenciales, como así también reducir el impacto económico de la escalada de contagios que se registra desde hace un mes. Además, confirmó que mañana presentarán la normativa para poner en marcha los autotest de COVID-19.

“Estamos analizando permanentemente si es necesario, y si es posible, seguir disminuyendo el aislamiento en el personal estratégico, siempre mirando la seguridad y evidencia que genera esta medida”, expresó y reconoció que la mirada de los especialistas está también sobre si se puede empezar a considerar al coronavirus como una endemia.

“Es algo que se está analizando. Pero quiero remarcar que no es porque lo haya pedido un sector económico, sino que esa es la mirada y es a lo que se tiende actualmente. En España hasta están considerando tomarlo como una gripe común”, explicó la funcionaria, al ser consultada sobre la posibilidad de eliminar la obligatoriedad de aislarse en caso de ser contactos estrechos, con esquema de vacunación completa.

Sobre la posibilidad de eliminar el aislamiento obligatorio para contactos estrechos con vacunación completa, Vizzotti confirmó: “Lo planteamos para el equipo de salud, principalmente, y de hecho ya se está haciendo, como en Córdoba, están trabajando con monitoreo permanente. Primero desde el punto de vista sanitario, segundo, para asegurar los servicios esenciales y, por supuesto, teniendo la mirada de sostener la actividad económica y productiva”.

La reunión es para analizar esas posibilidades (las de eliminar el aislamiento obligatorio de contactos estrechos con vacunación completa). En España ya están hablando de considerarlo el COVID como una gripe común y replantearse toda la estrategia. Es un momento bisagra porque estamos definiendo si entramos a una endemia y porque hay que pensar si cambiamos toda la estrategia”, afirmó y resaltó: “Ahora la idea es tratar de retomar y sostener las actividades sin riesgo sanitario, más allá de lo que significa tener un virus nuevo”.

Los autotest

En diálogo con Todo Noticias, la funcionaria también confirmó que mañana difundirá una resolución que va a regular la venta y la utilización de los denominados autotest de COVID-19, que tendrá una fuerte participación en su control de las farmacias y las instituciones que las agrupan. Según su explicación, la regulación dividirá en tres partes los agentes que podrán adquirir esos testeos personales: individuos, empresas o entidades privadas, y gestores del ámbito público.

De acuerdo, con su explicación, el foco principal estará en establecer un rol clave de las farmacias para garantizar la trazabilidad y la notificación al sistema de salud público nacional. Mediante una aplicación, los que adquieran esos autotest estarán obligados a reportar si son positivos, negativos o si no fueron realizados. “La industria, el sector privado, va a poder comprobar, si hay positivo, que la persona no vaya, para que no genere transmisión o asilamiento”, informó la ministra de Salud.

“Las jurisdicciones también van a poder adquirir los autotest para la gestión de sus empleados y también va a ser importante para el ciclo lectivo. Estamos sacando una resolución que va a apuntar a que se favorezca la notificación de los casos”, consignó.

Los desafíos de la nueva ola

La funcionaria de Salud indicó además en declaraciones a diversos medios televisivos: “Seguramente los cambios que tengamos que hacer sean más frecuentes que en las olas anteriores. Incluso que pueda parecer confuso, pero es una situación diferente a lo que ocurrió antes”.

Vizzotti dijo que “con una variante muy leve, una población de vacunada en un gran porcentaje y sus refuerzos, y un riesgo muy bajo de transmisión intra laboral, la posibilidad (de reducir) es segura”, tras lo cual afirmó: “Esta semana lo seguiremos analizando”.

El pasado 29 de diciembre, la ministra anunció una reducción delos días de aislamiento a cumplir por las personas contagiadas de coronavirus y contactos estrechos que tengan el esquema de vacunación completo. El acuerdo con las provincias involucraba bajar de diez a cinco días el aislamiento para contactos estrechos de casos positivos asintomáticos, siempre que tengan el esquema completo de vacunación, mientras que aquellos que sean positivos con síntomas leves deberán resguardarse durante 7 días.

Al hablar acerca de la gran cantidad de casos detectados la última semana, indicó que hay “preocupación” pero que las cifras récords “no se traduce en el aumento de hospitalizaciones y muerte”.

Si tuviéramos este número de casos en la ola anterior, el sistema de salud estaría colapsado, pero la vacunación fue exitosa y seguimos avanzando”, expresó Vizzotti. En tanto, manifestó: “Sabemos que esta variante (por Ómicron) por un contacto muy corto puede transmitirse igual y la realidad es que si la enfermedad tan leve como la estamos viendo, una medida sanitaria de aislamiento por ahí no tiene tanto sentido para disminuir las internaciones y las muertes”.

Fuente: Infobae

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate