El delantero de Boca, Ramón Wanchope Ábila, denunció que fue amenazado de muerte el domingo mediante una llamada telefónica. En la comunicación le dieron detalles de la dirección de su hijo, su expareja y sus padres. La Justicia dispuso custodia para su familia en el barrio Remedios de Escalada de Córdoba.

Wanchope Ábila realizó la denuncia el mismo domingo luego de recibir una llamada anónima a su teléfono celular. Además de amenazarlo de muerte a él, fuentes judiciales le informaron a Radio Mitre de Córdoba que al futbolista le habrían dado información muy precisa sobre dónde vive su familia y los movimientos que realizan a diario, por lo que también denunció un posible secuestro.

También la madre del futbolista recibió una llamada intimidatoria advirtiendo sobre el posible secuestro de un allegado. A raíz de la denuncia que realizó el goleador de Boca la Justicia dispuso custodia policial en los domicilios de su familiaen Córdoba.

La investigación recayó en la fiscalía a cargo del fiscal federal Jorge Di Lello quien giró las actuaciones al fiscal federal en Córdoba, Enrique Senestrari, quien dispuso la custodia policial permanente de la casa de los padres de Ábila y de su ex mujer en el barrio Remedios de Escalada.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate