Habló el papá que denunció que su hijo de 16 años, quien padece retraso madurativo, fue detenido por error y golpeado por la Policía dentro de la escuela a la que asiste, la Técnica Nº 3 de Gualeguaychú . "Que le pidan disculpas, de corazón, para que él no se críe con un rencor a la Policía", dijo el hombre, quien brindó su dramático relato en diálogo con Canal 9 Litoral.

"Él volvía de la casa de sus amigos, donde estaban jugando con las computadoras y esas cosas, a la nochecita cuando lo interceptó una camioneta y le dicen: 'Parate ahí'. Él no hizo caso porque yo les aconsejo a ellos que si ven algo raro no paren, que no suban a un vehículo que no conocen, que siempre busquen reparo, se refugien en algún lado o griten. Desde chiquito le inculqué eso, que se cuide", explicó el vecino.

El hombre contó que su hijo "llevaba un portafolios, con la mochila de la netbook que le dan en la escuela", por lo que al sentirse intimidado "apura el paso porque se asusta, pensó que le iban a robar la computadora". "Lo siguieron en la camioneta a paso de hombre, camina dos cuadras, entra a la escuela a buscar refugio y entra un policía, vestido de policía esta vez, y sin mediar palabra le dice: 'tirate al piso, tirate al piso', lo golpea y lo esposa. Mi hijo lloraba y tenía mucho miedo", contó.

"Cuando él se tira al piso, le pega una trompada en la espalda, le pone la rodilla muy fuerte para ponerle las esposas, le gritaba: 'sos un chorro'. Él decía: 'no, yo no hice nada' y le dijeron: 'callate la boca'. En el piso mismo lo cachetea. Marca no le dejó. Fue adentro de la escuela, en el patio; había testigos, todos los alumnos. "Se robó una computadora", dijeron. Él les dijo que no, 'no robé nada'. Ahí les dicen: 'lo conocemos todos, es un alumno, un chico muy bueno'", describió el papá del menor agredido.

Durante el dramático relato, el hombre contó que su hijo terminó "sentadito en un rincón, pobrecito; esposado".

A la investigación judicial la lleva adelante la fiscal Martina Cedrés. "Al otro día realicé la denuncia en fiscalía; confío en la Justicia", señaló el vecino. Y solicitó: "Yo lo que más necesito y pido por favor, es que vayan y le pidan disculpas a mi hijo, porque le generaron un problema psicológico muy grave; esposan a una persona que no hizo nada, le pegan, ahora él solo no quiere salir, va y vuelve enseguida, no ha vuelto a ir a la casa de los amigos", afirmó.

Y concluyó: "Quiero que le pidan disculpas y le digan: 'perdoname, pibe; hicimos mal el trabajo, nos equivocamos'. El día de mañana cuando vea un patrullero, un policía, ¿cómo va a reaccionar?, ¿con qué confianza va a andar por la calle? Quiero de corazón que le pidan disculpas, para que él no se críe con un rencor a la Policía".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate