El personal policial de la Comisaría de San Benito realizó un allanamiento en una vivienda durante la tarde de este martes. En ese marco, secuestró armas y municiones de grueso calibre. No hubo detenidos, pero sí personas identificadas que quedaron supeditadas e la causa.

El procedimiento se realizó tras una investigación por el supuesto delito de “robo”. Los uniformados realizaron tareas investigativas y solicitaron al Juzgado de Garantía en Turno, la autorización de un allanamiento en una casa situada en calle La Lanza S/N de la localidad.

Presentes en el lugar, los uniformados de la dependencia en horas de la tarde dieron cumplimiento a la diligencia judicial y notificaron a la titular de la vivienda. Luego, realizaron la requisa domiciliaria que arrojó “Resultado Positivo”.

Durante el operativo, secuestraron un teléfono celular marca Microsoff modelo 640 XL, elemento de interés para la causa; también se localizó en el interior de la propiedad un total de tres armas de fuego: una escopeta marca Rossi calibre 16; una escopeta sin marca ni calibre visible; una carabina calibre .22 LR marca Mahely modelo ST 700. También había 85 cartuchos calibre 22 marca Magtech, 45 cartuchos calibre 16 marca Activ; 5 cartuchos calibre 7.62; elementos que fueron formalmente secuestrados por acta separada, por lo que se iniciaron las actuaciones por el supuesto delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

Comunicado a la Fiscalía en turno, se dispuso que el propietario del lugar sea trasladado a la División Antecedentes Personales para una correcta identificación, por lo que quedó supeditado a la causa judicial que se investiga. Al lugar también concurrió personal de la Dirección Criminalística, para realizar las pericias de estilo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate