Recientemente ha sido publicado un documento redactado en forma conjunta por las principales sociedades científicas de nuestro país relacionadas a la salud cardiovascular: la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), la Federación Argentina de Cardiología (FAC), La Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), la Sociedad Argentina de Lípidos (SAL) y la Sociedad Argentina de Nefrología (SAN). En el mismo se advierte sobre la alta prevalencia de enfermedad cardiovascular (ECV) y renal en las personas con Diabetes tipo 2 (DM2).

coorer salud mujeres actividad fisica.jpg
La actividad física mejora la salud reduce riesgo en personas con diabetes.

La actividad física mejora la salud reduce riesgo en personas con diabetes.

Los pacientes con Diabetes tipo 2 presentan un mayor riesgo de complicaciones vasculares (Infarto, accidente cerebrovascular, enfermedad renal, entre otras) lo que incrementa su riesgo de muerte prematura. Es sabido que un mejor control de los factores de riesgo cardiovascular (FRCV), como la presión arterial, la glucemia, el colesterol y el peso corporal, podría reducir el riesgo de eventos cardiovasculares en dicha población. Sin embargo, el control de los FRCV continúa siendo subóptimo.

Resumimos aquí el documento en 10 puntos:

  1. En Argentina alrededor de 4 de cada 10 pacientes con DM2 tienen ECV y/o renal.
  2. A pesar del alto riesgo de la salud de estos pacientes, solo la mitad alcanza un óptimo control de su diabetes y menos del 20% logra un adecuado control de todos los FRCV en forma conjunta.
  3. Calcular el riesgo cardiovascular individual de cada paciente en la práctica clínica (a través de calculadoras o scores de riesgo) permite al sistema de salud definir los grupos más vulnerables y asignar los recursos terapéuticos con mayor eficacia.
  4. La mayoría de las personas con DM2 presentan riesgo CV alto o muy alto pues presentan frecuentemente factores de riesgo asociados (Hipertensión, dislipemia, tabaquismo, obesidad. > 50 años). Además del adecuado control glucémico, debe efectuarse una intervención integral sobre éstos a fin de reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares y renales.
  5. Aun cuando las guías de tratamiento actuales recomiendan con un alto nivel de evidencia el uso de medicación con beneficio CV demostrado para el control glucémico de estos pacientes, solo alrededor de un 10% de ellos son tratados con fármacos cardioprotectores.
  6. Se debe intervenir farmacológicamente y a través de cambios en el estilo de vida para lograr un adecuado control de la glucemia; individualizando según edad, enfermedades asociadas y expectativa de vida.
  7. Se debe alcanzar un adecuado control de la presión arterial (< 140/90 mm Hg; < 130/80 mm Hg en pacientes no frágiles) mediante terapia no farmacológica (descenso del peso corporal si tiene sobrepeso/obesidad, dieta hiposódica y actividad física) así como con terapia farmacológica individualizada. Advierten que la mayoría de los pacientes requerirá combinaciones de 2 o + fármacos.
  8. Se deben reducir los niveles de colesterol malo (LDL) utilizando fármacos que inhiben la síntesis de colesterol con alta potencia, y/o los triglicéridos, acorde a metas individualizadas según el riesgo cardiovascular.
  9. Resulta imperioso el adecuado manejo del sobrepeso u obesidad. Se recomienda la reducción del 5-10% del peso corporal a través de un plan de alimentación y actividad física acorde a la situación clínica individual. Se debe considerar el uso de fármacos para el descenso de peso y la cirugía bariátrica (esta última en casos de obesidad severa).
  10. Se sugiere el uso de aspirina a bajas dosis para prevenir eventos CV en pacientes con alto riesgo CV y bajo riesgo de sangrado o que ya hayan sufrido un evento cardiovascular previo (prevención secundaria).

Como conclusión, los autores destacaron que existen fuertes evidencias que apoyan la necesidad de modificar el tratamiento del paciente con DM2 de un enfoque centrado en el control de la glucosa a una mirada más general del paciente, evaluando y tratando de forma conjunta todos los FRCV. Los estudios epidemiológicos actuales en pacientes con DM2 los pone en una situación de alarma, y nos llama a tomar acciones de manera oportuna y eficaz para disminuir el riesgo CV de estos pacientes.

La autora del artículo es:

Egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Médica especializada en Diabetes (SAD).
Medical Scientific Liaison en Novo Nordisk Argentina.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.99% Si, estoy de acuerdo
48.01% No estoy de acuerdo
Total 5530 votos

Las Más Leídas