Gualeguay está en alerta por estas horas, ante una epidemia de gastroenteritis que ya afecta a alrededor de 300 personas. Mientras se aguardan los resultados de los análisis realizados sobre el agua de los pozos, el municipio reparte agua en bidones, pastillas potabilizadoras y lavandina.

Los casos comenzaron a registrarse hace una semana. Los barrios más afectados son 17 de octubre, Canguritos y Rocamora.

Mirá la nota.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate