El presidente electo, Alberto Fernández, y el líder de Camioneros, Hugo Moyano, se dieron cita este martes en la sede de la Federación Nacional de Camioneros, donde compartieron un almuerzojunto a cuarenta de los secretarios generales del Frente Sindical Para un Modelo Sindical -Fresimona-.

El motivo detrás de la reunión fue la negociación de cargos dentro del Poder Ejecutivo luego de la asunción de Fernández el próximo 10 de diciembre. En este sentido, la principal preocupación de los gremialistas es evitar que los líderes de la CGT Azopardo se queden con la mayoría de los puestos.

"Ustedes van a ser parte de mi gobierno", afirmó el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner durante la campaña presidencial en el salón Felipe Vallese de la CGT. Sin embargo, de aquel encuentro no participaron muchos de los secretarios generales del Fresimona, que temen por la construcción de un acuerdo que solo beneficie a los dirigente de la central con sede en la calle Azopardo 826.

De esta forma, el moyanismo busca ubicar a equipos técnicos y a hombres de su confianza en las áreas de Trabajo, Transporte, Saludy en la intervención de la empresa OCA.

El interés por parte de Moyano de contar con representantes propios en la Superitendencia de Servicios de Salud obedece a su intención de garantizar, al igual que en los últimos cuatro años, un reparto equilibrado de dinero destinado a las obras sociales.

Mientras tanto, OCA contrata a 6 mil camioneros y hace tiempo que el gremialista manifestó su intensión por controlarla, a tal punto que muchas veces la ayudó económicamente para evitar que fuera a la quiebra. En tanto, la cartera de Trabajotambién constituye un área estratégica, ya que allí se deciden las inspecciones a los sindicatos, el otorgamiento de personerías gremiales y los conflictos de encuadernamiento, entre otras cuestiones.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate