Al menos tres personas fallecieron por una fortísima tormenta de nieve que se registra desde el viernes en España, inédita en medio siglo y por la que centenares de vehículos quedaron bloqueados, se cerró el aeropuerto de Madrid y parte del país está paralizado, aunque se espera que lo peor del fenómeno ocurra la semana que viene, con temperatura de 15 grados bajo cero.

"Afrontamos el temporal más intenso de los últimos cincuenta años", aseguró este sábado el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras "lamentar tres fallecimientos" en la tormenta y pedir a los ciudadanos de las regiones más afectadas que permanezcan en sus casas.

Este temporal o borrasca, bautizado como "Filomena", hizo que se declarara la alerta roja en cinco regiones de España, entre ellas Madrid.

Las vías terrestres, ferroviarias y aéreas fueron cortadas por las violentas borrascas de nieve que se abaten desde el viernes por la tarde sobre gran parte del país, según precisó la agencia de noticias AFP.

Según Télam, el ministro insistió en que las "nevadas van a pasar a ser heladas" en los próximos días, y las temperaturas de hasta -10 grados están previstas para la semana entrante.

"Evitemos los desplazamientos y sigamos las indicaciones de los servicios de emergencia. Máxima vigilancia ante la tormenta Filomena", tuiteó por su lado el presidente de gobierno Pedro Sánchez, y saludó el trabajo de los "profesionales que intentan acudir en ayuda de las personas atrapadas por la nieve".

Comentá y expresate