Un área de los Tribunales de Paraná se cerró hasta el viernes, inclusive, y sus trabajadores fueron aislados, dado que una empleada manifestó sintomatología compatible con coronavirus.

Como medida de prevención, por 72 horas quedaron reducidas las actividades en la Oficina de Gestión de Audiencias del fuero penal en Paraná debido a que una empleada del organismo presentó fiebre. Ante ello, la médica de Tribunales recomendó el aislamiento de quienes trabajan en esas oficinas, informó el área de Prensa del Superior Tribunal de Justicia.

Además, se indicó que se procederá a la desinfección del lugar y adoptarán las medidas que establece el protocolo ante la sospecha de la presencia del virus COVID 19, en lugares públicos.

Las audiencias en los Juzgados de Garantías y Tribunales de Juicios quedarán suspendidas hasta el próximo viernes, inclusive y sólo se atenderán los casos de urgencia, garantizándose la prestación del servicio de Justicia, agregaron.

Las trabajadoras y trabajadores del fuero penal continuarán con sus tareas mediante el sistema de teletrabajo desde sus domicilios.

Comentá y expresate