En medio de un fuerte malestar de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se presentó en el Congreso para dar explicaciones sobre la desaparición del submarino. En especial, para rendir cuentas sobre el operativo de búsqueda y cuáles serán los próximos pasos a seguir.

"Desde el primer momento, nos impusimos a contar toda la verdad. No ocultamos nada de nada", aseveró el funcionario en su intervención. Y remarcó el rol de Enrique Balbi, el vocero de la Armada. "Informamos mediante una persona calificada, todos los días daba un informe, que previamente se le daba a los familiares", subrayó.

Contundente, Aguad defendió el accionar del Gobierno: "Hemos puesto y seguiremos poniendo todo nuestro empeño para encontrar el submarino". Ante las críticas del bajo precio de la recompensa, el ministro argumentó que redireccionaron partidas presupuestarias para la búsqueda, para "no escatimar gastos".

"En el expediente donde está el curso del ARA San Juan hubo pequeñas rectificaciones que tenían ver con la situación climática. En especial, por el estado del mar. Hubo alguien que en algún momento hizo un parte equivocado, que era un borrador. Ese documento generó falsas interpretaciones. Se escribió una longitud equivocada", aclaró Aguad en referencia a la versión que aseguraba que la nave había estado cerca de las Islas Malvinas.

Sin embargo, el ministro reafirmó que eso nunca ocurrió. Ya que si efectivamente hubiese pasado, no hubiese estado el pasado 15 de noviembre en el lugar donde se registró su última ubicación.

"Tendría que haber estado cuatro días más tarde. Esto demuestra que esa corrección era un error. Ahora yo no sé si fue al expediente por equivocación o por mala fe", apuntó el funcionario. "Lo más cerca que estuvo de las Malvinas fue a 185 kilómetros de distancia, dentro del área económica exclusiva de la Argentina", agregó.

Comentá y expresate