El director del Instituto de Control de Alimentación y Bromatología de Entre Ríos -ICAB-, Pablo Basso, dialogó con 9 Ahora acerca de la dificultad de realizar controles a las redes de agua potable en la provincia. "La solución es compleja", afirmó y enfatizó en la necesidad de crear "un instituto que pueda abarcar el problema".

El ICAB tuvo intervención frente a las denuncias realizadas por ciudadanos de Colonia Avellaneda durante el año pasado, que daban cuenta del color marrón oscuro que presentaba el aguaen algunas partes de la ciudad. Al respecto, Basso indicó: "En el ICAB no tenemos el control del agua de red pero, de todas maneras, hicimos un acuerdo con Medio Ambiente donde estamos formateando un laboratorio conjunto para hacer análisis porque hemos recibido denuncias".

"La solución del problema del agua potable es compleja. En la provincia hay proveedores que son municipales y en otros casos son cooperativas. Hay distintas condiciones, algunas funcionan bien y pueden hacer los análisis correspondientemente. Otras, de pequeños pueblos, tienen problemas con la recaudación como para cumplir con los requisitos. Hay que formatear para un futuro no tan lejano un sistema interinstitucional, un instituto del agua que pueda abarcar el problema", aseguró.

[youtube ]

Comentá y expresate