Este martes se llevará adelante una audiencia de suspensión de juicio a prueba, solicitada por la defensa de los dos imputados por agredir al exintendente Sergio Varisco en la vía pública. El hecho tuvo lugar el 1° de octubre de 2019 en calle Pellegrini, donde fue abordado por dos sujetos, uno de los cuales lo golpeó. Como consecuencia de ello, el expresidente municipal, que aún estaba en funciones, cayó al piso y se quebró la cadera. Poco después, fue intervenido quirúrgicamente.

"Es otro conflicto que se va a resolver por una vía alternativa y eso hay que celebrarlo" indicó al Nueve, Miguel Cullen, abogado de Varisco. El letrado adelantó que la Fiscalía aceptó el pedido de los acusados y que el propio exintendente está de acuerdo: "Todo lo que pueda resolverse sin conflicto, para él es la mejor solución".

De concretarse la medida, los imputados tendrán que cumplir con alguna disposición judicial -talleres o trabajos comunitarios- y luego serán sobreseidos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate