El predio de Citrícola Ayuí, establecimiento que por décadas se dedicó al procesamiento y exportación de citrus de la zona, fue adquirido por el grupo empresario local DILFER, propietario de las firmas ConsuMax, Centro Eléctrico, Casa Rizzi, Cierto Argentina y Las Rosas.

Luego de algunos vaivenes con grupos empresarios extranjeros, finalmente el martillero Marcos Roisman bajó el martillo a favor de manos concordienses.

La propiedad, ubicada en la zona de Villa Zorraquín (Concordia), cuenta con 21 hectáreas, 12 mil metros de galpones con playas de carga, cámara frigorífica y oficinas, entre otras utilidades.

AEREA CITRICOLA AYUI.jpg

Citrícola Ayuí nació en 1962 en Concordia y hasta la década del 80 perteneció a la familia Sambiasi y posteriormente fue adquirida por el Grupo De Narváez.

En sus últimos años de actividad, la empresa enfrentó una serie de problemas que se enmarcan dentro de la crisis de la mayoría de las economías regionales.

La alentadora noticia prevé la puesta en valorde dicho predio, toma aún más relevancia en este escenario macro, ya que se prevé invertir más de 200 millones de pesos para consolidar un importante Centro Logístico, que es el principal destino de esta adquisición.Dentro de este proyecto se prevé el desarrollo de un área destinada a la Responsabilidad Social.

Dicho espacio brindará más puestos de trabajo local y de mayor calidad, contribuyendo también a la descongestión del tráfico vehicular dentro de la ciudad

Dentro de ese mismo plan de expansión, el Grupo DILFER planea crecer a nivel nacional mediante una reciente asociación con Sancor Salud, proyectando productos para todo el territorio argentino.

Es de destacar que la familia Sborovsky -ya entrando en su cuarta generación- sigue apostando a la inversión nacional, generando un fuerte desarrollo de profundo compromiso local y regional.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate