Birgitte Kallestad, una joven noruega de 24 años murió en el hospital Forde tras contraer rabia luego de que el cachorro que adoptó durante sus vacaciones en Filipinas la mordiera. El viaje se había realizado en febrero pero fue recién en su vuelta a Noruega que enfermó y tuvo que ser hospitalizada.

“Birgitte viajó a Filipinas en febrero junto a varios amigos. Vieron a un perrito indefenso en la carretera y ella se lo llevó a su casa. Todos jugaban con el cachorro, que mordía como parte del juego. Cualquiera puede tener pequeñas mordeduras de cachorros durante unas vacaciones. Birgitte, trabajadora en el sector sanitario, hizo lo que debía. Ningún mordisco tuvo necesidad de supervisión médica”, aseguró la familia de la joven en un comunicado.

La joven, que es empleada de un hospital, se sintió mal al llegar a su país natal y fue ingresada a cuidados intensivos. “Nuestra Birgitte adoraba a los animales. Nuestro temor es que algo así se repita en persona con un corazón tan grande como el suyo”, dijo su familia.

Según el Instituto noruego de sanidad pública, el último caso de rabia contraída por un humano en territorio metropolitano noruego se dio en 1815, y en 1826 para un animal.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas