La Legislatura de Tierra del Fuego aceptó este viernes la renuncia de la gobernadora Rosana Bertone, dirigente oriunda de San Salvador, que abandonará su cargo el 9 de diciembre, ocho días antes del traspaso con Gustavo Melella, nuevo mandatario provincial.

La situación tiene un motivo particular: la asunción de Bertone como diputada nacional, que será el 10 de diciembre. Por tanto, y según el Artículo N° 9 de la Constitución Provincial fueguina, la dirigente debe renunciar a la Gobernación para jurar como legisladora, ya que no puede ejercer dos cargos públicos a la vez.

En este sentido, se convocará a una sesión especial para el 9 de diciembre a las 14, para prestar juramento al vicegobernador, Juan Carlos Arcando, como gobernador hasta el día 17, en que asumirá Gustavo Melella.

Arcando señaló que trabajará en su semana como gobernador “en convocar a las autoridades electas para que después de la jura que haga, poder ser lo más ordenado en los últimos 7 días de gestión".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate