La Justicia y la Policía investigan por estos días el accionar de un uniformado en Paraná, al que se lo vio en un polémico video que comenzó a circular a través de las redes sociales. Buscan determinar la responsabilidad del agente por posible delito de abuso de armas, aunque hay versiones cruzadas.

"Al policía se le va a iniciar actuaciones administrativas para tratar de establecer la responsabilidad que le puede caber, sobre todo porque en los videos se ve una tercera persona civil, que sería la pareja, con un arma de fuego en la mano que sería la reglamentaria propiedad de este funcionario", indicó Marcos Antoniow, jefe de la Departamental Paraná.

El funcionario de las fuerzas de seguridad dijo al Nueve que "se tomó conocimiento el domingo del hecho con participación de la Comisaría Cuarta a raíz de un llamado telefónico al 911 respecto de un incidente en calle Rondeau al 1500". Al llegar al lugar, constataron que, incluso, "una de las partes partícipes se trataba de un funcionario policial con prestación en la División 911".

Antoniow informó que se procedió a poner en conocimiento a las autoridades judiciales, aunque se entrecruzan dos versiones. "Lo que tenemos por el momento es una denuncia, ya que fue elevada a la Fiscalía en turno", confirmó Antoniow, y añadió: "Informalmente tenemos la versión de que la otra parte habría hecho la denuncia en sede de Fiscalía".

Con estas denuncias, además de la investigación administrativa de la Policía, la Justicia deberá determinar qué sucedió y establecer las medidas correspondientes. "Se va a abocar por cuestiones de procedimiento a la investigación y a la recolección objetiva de elementos que permitan dilucidar lo que sucedió", acotó el jefe Departamental.

Embed

Comentá y expresate