Las Abuelas de Plaza de Mayo manifestaron su "preocupación frente al intento de otorgar la prisión domiciliaria a delincuentes de lesa humanidad", tras conocerse el pedido para acceder este beneficio por parte de Francisco Gómez. El represor está condenado por apropiarse de Guillermo Rodolfo Pérez Roisinblit, hijo de desaparecidos.

"Son viejos y muy peligrosos. En los juicios no confiesan y no se arrepienten. Ellos pueden conspirarse para repetir el terror que se vivió durante la última dictadura cívico-militar", manifestó Estela de Carlotto.

Durante una conferencia de prensa que la organización realizó tras conocerse la posible liberación de Gómez, sentenciado en 2016 a 12 años de prisión, Roisinblit expresó: "Yo siento que a nosotros se nos revictimiza, sufrimos cuando se apropiaron de nosotros, cuando nos restituyeron y ahora cuando pasan estas cosas".

Comentá y expresate