Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima y cardenal peruano, lanzó una polémica frase para expresarse en contra de la despenalización del aborto para casos en que las mujeres son violadas. Lo hizo en el ciclo radial que tiene todos los sábados. Este fin de semana, su programa coincidió con la "Marcha por la Vida", de la cual fue promotor. La manifestación logró reunir a miles de personas en la capital del Perú.

Embed

"Qué fácil es defender la vida los que vivimos y qué cómodo es que, los que ya viven, estén atacando a la vida. Bueno, entrega la tuya primero. Si no estás de acuerdo con la vida, pues suprime la tuya", sostuvo el religioso en Diálogos de Fe, programa que transmite a través de RPP -Radio Programas del Perú-. En otro fragmento, dijo que "no es un tema político" y afirmó: "¿Cómo le van a decir a alguien en el Perú que no debe ir a marchar por la vida porque es político? Por favor, la ignorancia es muy atrevida".

Hay miles de firmas recolectadas por feministas que piden que el Congreso legisle la figura del aborto para casos de violación. Ante esto, la Iglesia Católica se paró en la vereda de enfrente y comenzó a ejercer el rol de opositora acérrima a ese interés ciudadano, cuando ni siquiera está en los planes del Gobierno discutir una normativa.

La polémica comenzó con una carta con la que el Arzobispado de Lima solicitaba a las autoridades de las escuelas que adhirieran a la marcha. La institución eclesiástica aseguró que debían concurrir con al menos 15 alumnos por docente. Ese fue uno de los requisitos que explicitaba la misiva. "Asimismo, le estamos haciendo llegar tres alcancías por docente para realizar la colecta interna con la Comunidad Educativa", agregó el comunicado.

Embed

Las felicitaciones de Francisco

El Papa celebró la marcha realizada en Avenida Brasil de Lima y felicitó al arzobispado por la convocatoria. El argentino le envió una carta al cardenal Cipriani en la que saludó "con afecto a sus organizadores y participantes". El escrito, firmado por el secretario de Estado en el Vaticano, Pietro Parolin, pide por la "tutela de la vida humana, especialmente de aquellos hermanos indefensos y descartados por la sociedad".

Embed
Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate