La Suprema Corte de Justicia de México declaró que es inconstitucional criminalizar a las mujeres y personas gestantes que abortan durante la primera etapa de su embarazo.

Los ministros del pleno de la Corte invalidaron por unanimidad la legislación del estado de Coahuila que impone de uno a tres años de cárcel "a la mujer que voluntariamente practique su aborto o a la persona que le hiciere abortar con el consentimiento".

Pero el fallo solo obliga al estado de Coahuila a modificar su Código Penal al respecto y no supone que el aborto sea ahora legal en todo México, ni que la despenalización afecte a todos los estados automáticamente o que estén obligados a cambiar sus legislaciones locales.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, calificó como "una decisión unánime que debe respetarse” el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que pone fin a la penalización de la interrupción del embarazo en su etapa inicial, por lo que no se podrá castigar a las mujeres que decidan abortar en cualquier región del país.

Pero un comunicado de la Corte expresa que "Al haberse alcanzado una mayoría que supera los ocho votos, las razones de la Corte obligan a todas y todos los jueces de México, tanto federales como locales".

De esta manera, en caso de que una autoridad estatal pidiera el encarcelamiento de una mujer porque practicó un aborto de manera voluntaria, los jueces encargados del caso deberán aplicar a partir de ahora el criterio de la SCJN aunque las legislaciones del estado consideren el aborto como un delito.

Embed

El presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, publicó en su cuenta de Twitter que "Se termina de tajo con la injusta criminalización de la mujer".

Embed

Hasta este martes, solo en cuatro de las 32 entidades del país se permite legalmente la interrupción voluntaria del embarazo durante las 12 primeras semanas de gestación sin importar las razones: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.

Las restricciones desiguales con respecto al aborto en el país hace que las mujeres se desplacen a otras ciudades, como la capital, para realizarse un aborto.

El aborto es legal en todo el territorio de México solo cuando el embarazo es producto de una violación, si existe riesgo para la salud y para la vida de la mujer o si el feto presenta malformaciones congénitas graves.

Sin embargo, depende de cada Estado decidir qué circunstancias acepta y cuáles no para determinar si un aborto configura delito o no.

Con el nuevo fallo de la Corte, México se suma a Argentina, Uruguay y Cuba en ser los únicos países de la región que permiten realizar un aborto sin condiciones en las primeras semanas de gestación.

Los grupos activistas esperan que este movimiento creciente genere una ola en el resto de los países latinoamericanos, aunque es una tarea difícil porque muchos de ellos están marcados por la religión y el conservadurismo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate