Luciana Basso y Fernanda Vázquez Pinasco, integrantes de la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, expusieron la posición del espacio en la previa a la votación del proyecto de legalización del aborto en Diputados. "Creo que es una deuda de la democracia con las mujeres de la Argentina", sintetizó Basso.

En diálogo con Canal Nueve Litoral, la integrante de la Campaña remarcó: "La posibilidad de acceder a un aborto legal va a hacer que, las mujeres que tomen la decisión, evalúen esa posibilidad y puedan hacerlo en condiciones de salubridad. Es una cuestión de salud pública, y también de justicia social".

"Si uno ve los números del aborto clandestino se va a dar cuenta que es un negocio millonario y que garantiza cuestiones salud para las mujeres que lo pueden pagar. Hay mujeres pobres que están muriendo por los abortos clandestinos en el país", agregó.

Vázquez Pinasco, por su parte, cuestionó a aquellos que se niegan a la aprobación de la ley invocando la necesidad de reforzar otras políticas públicas que ya están legisladas. "Ya tenemos una ley de Educación Sexual Integral, ya tenemos un programa de procreación responsable, para repartir preservativos. Ellos mismos, los antiderechos, se negaban a la distribución de preservativos. Nuestro lema de la campaña comienza diciendo esto: educación sexual para decidir", señaló.

"El problema sigue estando. La discusión es si sigue siendo clandestino o si es legal, y en tanto legal los stándares mínimos están garantizados. Debe ser enmarcado en un ámbito de salud, público y privado", destacó la abogada integrante de la Campaña.

Por otro lado, Basso atacó el negocio clandestino de abortos que existe actualmente: "Hay todo un entramado clandestino de muchísimo dinero, un negocio millonario, que la corporación médica sostiene. Y eso también es algo que estamos atacando".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate