Una joven -de 23 años- que está embarazada de dos meses, fue víctima de violencia de género la tarde de este domingo, dentro de su casa en Rosario del Tala. Su pareja -de 32 años- la golpeó en el vientre y en el rostro.

Por la gravedad de la agresión, debió ser hospitalizada y permanece internada en el hospital San Roque de su ciudad. De acuerdo a lo informado por Nuevo Tribuno, los golpes en la zona abdominal ponen en riesgo el embarazo que está cursando.

Debido a la delicada situación, la Policía le tomó la denuncia a la joven en el hospital. Intervino el Juzgado de Familia, que dispuso una restricción perimetral al violento agresor, como medida preventiva, para que no se acerque a su víctima. Sin embargo, permanece en libertad.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate