El abogado Federico Baridón -de 45 años- fue denunciado por violación y amenazas con arma de fuego por una mujer con la cual tenía una relación de pareja desde agosto de 2019. Los graves hechos de violencia habrían tenido lugar en Rosario del Tala, donde viven tanto el acusado como su denunciante.

La mujer -de 37 años- no es oriunda de la ciudad y lo conoció al buscarlo como asesor legal para una serie de procesos judiciales. Ella atraviesa una situación personal de gran vulnerabilidad: su expareja y padre de sus hijos se suicidó y ella está en medio de un juicio por alimentos y un sucesorio, además de tener problemas económicos.

Hace alrededor de 10 días, ella lo denunció por abuso sexual con acceso carnal calificado por el uso de arma de fuego y amenazas. Según consigna Análisis, la víctima intentó terminar la relación sentimental con Baridón, pero él se habría negado a aceptarlo.

Tras ese intento, la mujer señaló que recibió en su teléfono personal numerosas fotos del abogado con otras mujeres. El hecho más grave, que la llevó a efectuar la denuncia, habría ocurrido cuando ella estaba sola en su casa: Baridón habría entrado de improviso portando un revólver y la habría violado. Después, Ana habría vuelto a recibir mensajes amenazantes: Baridón le habría escrito que la iba a matar a ella y a sus hijos y que luego se suicidaría.

Él todo el tiempo estaba armado”, indicaron a Análisis en referencia al denunciado. Baridón fue defensor de los policías condenados por torturas y vejámenes a dos menores de edad en 2012. Gusta de los instrumentos de caza. En el domicilio de su madre le secuestraron varias armas, todas con reglamentación.

Denuncia, armas y drogas psiquiátricas

La denunciante fue hasta la localidad de Lucas González, departamento Nogoyá, donde tiene familiares. Allí radicó la denuncia policial que fue elevada en primer término a la Fiscalía de Nogoyá, por una cuestión de jurisdicción. Días después, derivaron esa denuncia desde Nogoyá a Rosario del Tala. Y la fiscal en turno, Emilce Reynoso, tomó las primeras medidas en la causa.

Hubo un allanamiento en el domicilio de la madre de Federico Baridón. El procedimiento fue positivo y se secuestraron varias armas de fuego de distinto calibre, entre ellas, el revolver que habría portado el día que violó a su expareja.

“Cuando ella se presentó en sede judicial se mostró muy aterrada. La fiscal pidió la detención de Baridón, debido a que la mujer pudo aportar más datos del hecho. Lo detuvieron y después le dieron arresto domiciliario: primero en la casa de su madre y ayer lo cambiaron porque esa vivienda está a pocos metros del domicilio de la víctima”, confiaron desde los tribunales de Tala. Ese mismo dato fue confirmado por el abogado defensor de Federico Baridón, José Ostolaza.

En el allanamiento, además de armas secuestraron numerosas drogas psiquiátricas recetadas a nombre de Baridón. “Ella cuenta que él mezclaba las pastillas con alcohol”, se agregó. El abogado denunciado tiene prohibido acercarse a la mujer y/o molestarla por cualquier medio, por sí o interpósita persona.

Defensa

En nombre del propio Baridón, el defensor particular dijo a Análisis que “niega toda la denuncia”. En la causa, Ostolaza aportó capturas de pantallas con mensajes que respaldarían supuestos affairs de la mujer con otros hombres.

En instancia fiscal, la mujer reconoció el arma que portaba Baridón el día que la violó, según la denuncia. “Se le exhibió a la víctima el revólver y ella lo reconoció. Pero ahora la defensa cuestiona que no se hizo una rueda de reconocimiento del revólver entre otras armas”, se marcó. Ese será un punto controversial en el desarrollo de la investigación y posterior juicio.

Además, Ostolaza logró que la prisión preventiva de Baridón sea domiciliaria. Esa medida sería apelada a la Cámara, según e adelantó. En principio, la fiscal pidió prisión por 45 días, pero el juez en turno Octavio Valentín Vergara otorgó solo 15.

Testimonios

En el legajo ya se tomaron algunos testimonios. Familiares de la denunciante cuentan que la relación fue muy corta, de dos o tres meses, y que “Baridón es un hombre que consume alcohol y es violento”.

Aunque no figura entre los hechos a investigar, en ámbitos judiciales la denunciante narró que en una oportunidad creyó haber sido drogada en la casa de su expareja, porque durmió varios días seguidos. El tema del alcohol y las medicaciones psiquiátricas, es un tema recurrente.

Además de las testimoniales, están pedidas las pericias psicológicas para ambos. Probablemente, para ella haya Cámara Gesell.

Apoyo y contención

Desde la Subsecretaría de la Mujer de Entre Ríos, Mariana Broggi confirmó la asistencia y acompañamiento de la víctima. “Hicimos todas las articulaciones y acordamos con el área de Mansilla que abrió su refugio. Se hizo este jueves por la tarde”, precisó y agregó: “Articulamos también con el número 144 de prevención y asesoramiento a la víctima de violencia de género de Nación”.

PLACA VIOLENCIA DE GÉNERO (2).jpg

Defensor de policías de Tala condenados por tortura

Federico Baridón ejerció una de las defensas de los policías condenados por torturas y vejámenes a dos menores de edad en 2012.

En 2015, los policías Marcelo José Milezzi, Ludmila Natalí Soto, Héctor Leopoldo, Claudio Marcelo Monroy, Gustavo Daniel Fornerón y Neri Andrés Magallán, fueron declarados autores materiales penalmente responsables de los delitos de torturas en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad y vejámenes. Y los condenaron a la pena de ocho años de prisión efectiva e inhabilitación absoluta y perpetua con accesorias legales.

Además, se condenó parcialmente a Pablo Leoncio Segovia, jefe de Investigaciones al momento del hecho, por ser coautor material penalmente responsable de los delitos de torturas, privación de la libertad con abuso funcional, vejaciones en actos de servicio y apremios ilegales. Y recibió la pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional.

A los policías condenados, integrantes de la División Investigaciones de la Jefatura Departamental Tala, se les atribuyeron distintos hechos de tortura, privación ilegítima de la libertad y vejámenes, que sucedieron los días 29, 30 y 31 de marzo de 2012, de los cuales fueron víctimas WR y JSR, ambos de menos de 18 años al momento del hecho.

Los abogados Lucio Saliski y Federico Baridón, defensores de tres de los policías condenados -Mori, Monrroy y Soto- se incorporaron a la causa luego de ese fallo de la Sala Penal y fueron con un recurso extraordinario, que fue rechazado.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas