Un niño oriundo del departamento Juan Felipe Ibarra de Santiago del Estero desvela a la Justicia, al ser internado en el Cepsi -Centro Provincial de Salud Infantil- con signos de haber sufrido un ataque sexual. Según la investigación, todo comenzó con una alerta de los médicos del establecimiento médico a la Justicia tras haber recibido a una mujer con su pequeño hijo sangrando.

Urgente, el paciente habría sido llevado a una sala privada y los expertos advirtieron destellos de un ataque. Primero, los cirujanos informaron a las autoridades judiciales y después lo habrían sometido a una compleja intervención quirúrgica.

A llegar la noticia a la Fiscalía, comenzó una investigación compleja, aún sin que hubiere denuncia alguna. Ello genera desconcierto entre los funcionarios, ya que la madre apenas señaló que su hijo se accidentó.

Igualmente, la Fiscalía desandará la historia. Comenzará con testimoniales y ni bien se encuentre en condiciones, ordenaría que la pequeña víctima se entrevistada en Cámara Gesell.

Es el pequeño quien revelará a las autoridades cómo sufrió las graves heridas hoy confusas. Mientras tanto, la policía de Suncho Corral indaga en el barrio en que reside el paciente.

En la práctica, los investigadores efectúan una especie de informe socioambiental, detrás del enigma aún irresuelto. Ajeno al incidente, el nenito permanece internado recuperándose lentamente, publicó El Liberal.

Comentá y expresate