Nahir Galarza, la joven de 20 años que transita su prisión perpetua por el homicidio doblemente agravado de Fernando Pastorizo -ocurrido en Gualeguaychú y del que se cumple hoy un año- pasa sus días tranquila en la Unidad Penal N° 6, la cárcel de mujeres de Paraná, donde según sus propias palabras está "mucho mejor" y "más cómoda" que en la Comisaría del Menor y la Mujer de su ciudad. Hoy se levantó de buen humor a las 7.45 y está recibiendo visitas hasta las 17.

AHORA pudo saber que la tarde noche del viernes, en la víspera de cumplirse el primer aniversario del hecho, otras internas del "Pabellón de Seguridad" -llamado así porque aloja a presas relacionadas con las fuerzas de seguridad- le estaban "haciendo las uñas" mientras sus pensamientos se centraban en Matías Caudana, el joven con el que comenzó una incipiente relación amorosa y con quien ya llevan cuatro encuentros.

A pesar de que su abogado defensor, Horacio Dargainz, había salido a desmentir el romance -cosa que a Nahir no le gustó-, ayer la joven recibió la visita de su -todavía- representante legal. Hablaron de otras cosas, oportunamente ninguno de los dos tocó el tema de Caudana, y la reunión fue casi un trámite.

Pero el encuentro que le interesa a Nahir es otro. Con Matías Caudana ya estuvieron hablando para concretar la quinta reunión de la pareja, que se produciría entre hoy, sábado 29, y el martes 1° de enero de 2019, que son los días de visita que tiene Galarza en este fin de año.

Actualmente hay otras cinco internas en el pabellón de Nahir Galarza, con las que se lleva bien y convive en armonía, salvo por Griselda Bordeira -expolicía y funcionaria municipal de Paraná presa preventivamente en el marco de una causa por narcotráfico-, con quien debió volver a compartir espacio a pesar de estar muy enemistada, a raíz de un acuerdo que firmaron ambas tras protagonizar fuertes peleas que incluyeron una denuncia de Bordeira contra Nahir por amenazas y por haberle hecho beber lavandina, según sostiene la exfuncionaria.

Una de las últimas compañeras de pabellón en sumarse fue una interna ciega a la que las demás ayudan y asisten a diario, ya que se maneja con un bastón y debe usar pañales.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate