El gobernador Gustavo Bordet ratificó la decisión de priorizar la contención social y la continuidad de la obra pública con fondos propios en medio de un escenario de recesión. Garantizó además la paritaria acordada con los gremios que contempla un incremento con los salarios de octubre.

El mandatario también aseguró que se realizarán todos los esfuerzos para no tomar endeudamiento y advirtió que cada vez es más difícil sostener una estructura de ingresos en medio de un proceso inflacionario. Le insistió además a su equipo de gobierno sobre la necesidad de cuidar los recursos.

Durante una reunión de gabinete que tuvo lugar este martes en el Centro Provincial de Convenciones, de la capital entrerriana, el gobernador expresó su preocupación por la disminución de los fondos coparticipables a raíz de las medidas que tomó el gobierno nacional (sobre las cuales la semana pasada falló la Corte Suprema de Justicia a favor de las provincias) y bregó por el recupero de esos fondos.

En el encuentro se dejó en claro que el beneficio de reducción del IVA quedó licuado por los índices inflacionarios y que los sectores más postergados de la población no han sentido el alivio de sus bolsillos. También se brindó un detalle de la apertura de los comedores escolares los sábados en más de 200 escuelas de la provincia y se resaltó la experiencia piloto que se desarrolla en Villaguay donde las instituciones escolares le compran a los productores locales a través de los espacios delas escuelas agrotécnicas y de los mercados populares.

En ese marco, la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta, dijo que “el gobernador marcó como prioridad en estos contextos difíciles que nos tocan atravesar las políticas alimentarias y en este aspecto en articulación con el Consejo General de Educación hemos decidido abrir los días sábados los comedores escolares que están ubicados en las zonas más vulnerables de todo el territorio provincial. Son 210 instituciones para atender a 8.500 niñas, niños y adolescentes que concurren”.

Detalló luego que “se comenzó a implementar el sábado pasado con una gran afluencia de niños. Queremos destacar algunas cuestiones que nos parecen centrales. Por un lado la crisis golpea mucho y lo hace en esta franja etárea, por lo que decidimos atenderlos. En los comedores escolares están capacitados nuestros recursos humanos y también nos parece importante la calidad de la alimentación. En este caso que los chicos como plato principal puedan tener las proteínas y en el postre el calcio, tiene que ver con que no solamente abrimos para que puedan comer, sino que lo que coman sea lo que necesitan para poder crecer y desarrollarse”. Acotó que “hubo algunos departamentos que por cuestiones operativas lo van a empezar a implementar el sábado próximo pero en donde funcionaron la afluencia fue más de la que esperábamos”.

Señaló luego la ministra que esa decisión "habla sobre las prioridades porque si se trata de cubrir las necesidades básicas y elementales que tienen los sectores más vulnerables en nuestra sociedad, ahí debe estar centrada nuestra mirada. Y algo que también destaqué, que me parece importante porque va en sintonía con lo que planteó ayer nuestro candidato a Presidente, Alberto Fernández, es que nosotros venimos teniendo una experiencia piloto en Villaguay que ahora la vamos a llevar también a Feliciano donde las instituciones escolares le compran a los productores locales a través de los espacios de nuestras escuelas agrotécnicas, de los mercados populares”.

Lo que estamos acercando es los productores a los consumidores, con el fin de generar un círculo virtuoso donde además de cubrir una necesidad básica como es el derecho a la alimentación, también acompañamos a los productores a que puedan crecer en escala, a que puedan abastecer. Me parece que como testimonio, si bien todavía es chiquito, habla de la voluntad del gobierno provincial de pensar las respuestas integrales a las demandas sociales de este modo, no solamente cubriendo las necesidades sino generando trabajo genuino y acompañando la producción local”, acotó la ministra de Desarrollo Social.

Luego de un análisis de las variables económicas y la merma de recursos que registra la provincia, el secretario de Hacienda, Gustavo Labriola, dijo que el gobernador dará cumplimiento al acuerdo paritario, a pesar de que “nos encontramos en una situación sumamente difícil teniendo en cuenta por un lado que hay una recesión que cada vez se siente más en la economía provincial y por otro lado este tipo de medidas que tomó en forma inconsulta el gobierno nacional que perjudica significativamente a las provincias y a los municipios en una merma de la coparticipación”.

Sobre el fallo de la CSJ a favor de las provincias hecho público la semana pasada, el funcionario aclaró que “todavía tenemos que ver cómo se va a materializar ese recupero que pertenece a las provincias y a los municipios”.

Hay una voluntad firme en el cumplimiento de ese acuerdo paritario pero también hay una significativa contención de todo lo que son las necesidades en materia de salud y de desarrollo social que también impacta en la economía de la provincia. Se nos hace difícil y complicado en estos meses poder afrontarlo”, señaló Labriola.

También el funcionario dio cuenta de que el gobierno no tomó deuda. "En estos dos últimos años no se ha tomado deuda porque se tuvo como norte el equilibrio financiero que lógicamente con estas últimas medidas del gobierno nacional está con una gran dificultad. Tenemos que apuntar a un Estado presente porque la gente lo está pasando muy mal y es una necesidad poder cumplir con todos los servicios que tiene a su cargo el Estado provincial", afirmó finalmente.

Comentá y expresate