Fabricio Aumenta, nacido en Concepción del Uruguay, fue uno de los personajes más destacados de Corte y Confección, el programa sensación que se emite por la pantalla de Canal Nueve Litoral. Por la trascendencia que logró y el reconocimiento, ya se considera un triunfador. "Yo ya gané", afirmó, en la previa de la definición.

"Sobre las expectativas para la final, no creo que gane. Honestamente, no me veo ganador. Sí me veo como el personaje que trascendió el reality", reconoció, en diálogo con AHORA. En este sentido, valora más las palabras que le brinda el jurado. "Tener el aval de ellos y su reconocimiento como diseñador ya me convierte en ganador. Ya está. Y me lo dicen fuera del show, no delante del público para quedar bien. Eso es más valedero", sostuvo.

En esta línea, volvió a analizar: "Honestamente creo que no voy a ganar, pero está bueno que no gane porque el que gana es el que primero después la gente se olvida. Si llego a ganar, lo celebraré y lo dedicaré siempre a esos marginados que andan por ahí creando y mostrando arte y nadie les da pelota y todo el mundo critica".

En este sentido, Alegra -como se conoce a su personaje-, no titubeó en afirmar: "Yo vine desde el palo del under, soy drag, soy diseñador de modas, soy artista, y que se muestre una persona así en televisión nacional a las 4 de la tarde y que todo el país pueda verlo, ya me hace ganador, ya gané".

Objetivos

Respecto de sus inicios en el programa, Fabricio recordó cuáles fueron las metas que lo guiaron. "Arrancamos hace cinco meses y con buenas expectativas del programa. Sabíamos que iba a ser un éxito porque era algo que no se había hecho en el país. Yo quería entrar porque era mi sueño poder mostrar realmente lo que podía hacer, porque estuve toda una vida trabajando, creando para...", contó.

El entrerriano resaltó la relevancia que cobran sus trabajos con la televisación, y más por una pantalla caliente con llegada en toda la Argentina e incluso otros países. "Me pareció que era la oportunidad perfecta para mostrarme. La moda es lo único que sé hacer bien", aseguró.

Al respecto, fue claro sobre sus objetivos: "Sabía que podía sumar mucho más con el personaje, que podía poner un poco más de picante. Por lo que vi en el casting, sabía que las personas eran más de perfil bajo. Entraron todos diciendo 'vengo a coser', y yo vengo a hacer un show de televisión y, encima, vengo a coser".

"Estoy feliz de estar en la final. Era algo que sabía que iba a llegar desde el día uno, porque tenía la seguridad de mostrar algo totalmente distinto", expresó ante esta Redacción. Sobre ello, destacó la importancia de poder aprovechar para exhibir creaciones artísticas. "Para ver jeans y camisas me voy a un local de ropa, no prendo la tele", manifestó, fiel a su estilo.

Fabricio admitió que desde el primer momento fue muy criticado. De todos modos, se reivindicó: "Sabía que iba a llegar mostrando siempre que era fiel a mí mismo. Nunca vendí nada que no podía hacer: no sé poner botones, no sé coser cierres, no sé hacer las terminaciones perfectas de Juliana o Teresa. Siempre busqué la forma de llevarlo a mi comodidad o mi rubro y fue lo que me destacó desde el día uno y me trajo a la final".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas