¿Qué alegría semejante a esa definición por penales ante Holanda generó la Selección Argentina en los últimos cinco años? ¿El triunfo ante Ecuador para clasificar al Mundial de Rusia? ¿El gol agónico de Rojo ante Nigeria para pasar de ronda en la última Copa del Mundo? Cuesta encontrar desde aquel 9 de julio del 2014 un momento más feliz para los hinchas de la Selección que ese triunfo para alcanzar la final del Mundial de Brasil.

El partido de la memorable tapada de Mascherano a Robben cuando el hoy retirado delantero holandés sacaba un remate con destino a gol, el encuentro de la histórica frase de Masche a Romero antes de los penales. Sí, el "hoy te convertís en héroe". El penal decisivo atajado a Sneijder y el derechazo furibundo de Maxi Rodríguez para desatar la locura en ese festejo inolvidable en el campo de juego, en las tribunas y en los hogares argentinos.

Embed

Comentá y expresate