La pandemia del coronavirus profundizó la situación de crisis económica que atraviesan las pymes argentinas por la caída de las ventas de los últimos años.

Distintas medidas que tomó el Gobierno alcanzan a este universo de pequeñas y medianas empresas. Otras, como la extensión de los Repro (una ayuda para pagar salarios) se definirán en estos días. A continuación, un repaso por las herramientas de emergencia.

1-Suspensión de embargos

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 30 de abril la suspensión de embargos que rige desde fin de año y que, según el ente fiscal, alcanza a un millón de empresas que forman parte del registro MiPyme. Además, prorrogó hasta esa fecha la inscripción al régimen de facilidades de pago para impuestos adeudados.

2-Créditos blandos

El Ministerio de Economía, el de Desarrollo Productivo y el Banco Central anunciaron la liberación de $350.000 millonesen créditos a tasas de entre 24 y 33% anual, para financiar capital de trabajo, compra de insumos y otras necesidades.

Los bancos tendrán a disposición recursos que saldrán de un desarme de posiciones de Leliq y una liberación de encajes para prestar a las empresas cuya actividad se resintió por la pandemia y la cuarentena.

El Banco Central liberó $320.000 millones para proveer de capital de trabajo a las empresas a tasas del 26% anual, por un plazo de 180 días. El monto máximo de la financiación será el equivalente a la nómina salarial de cada empresa, según se informó.

Además, el Banco Nación dispone de $25.000 millones a tasas diferenciales para productores de alimentos, higiene personal y limpieza y productores de insumos médicos. Y hay $8000 millones en créditos para equipamiento que permita garantizar el teletrabajo.

3-Suspensión de declaración jurada de aportes y contribuciones

Las empresas que tramiten créditos destinados a paliar la crisis tendrán un requisito menos. Los bancos no deberán pedir declaraciones juradas a empleadores que constanten que están al día con el pago de aportes y contribuciones patronales o que, en su defecto, se encuentran dentro de una moratoria.

4-Flexibilización provisoria para calificar a deudores

Los bancos y entidades de crédito deberán estirar por 60 días la calificación de empresas y personas como deudores, en el caso de que haya mora con préstamos.

Esto es algo que inquieta a las pymes. Muchas cerraron y otras trabajan en servicios esenciales, pero con dotaciones mínimas y menor cantidad de pedidos. Las empresas descuentan que la cadena de pagos se resentirá de un momento a otro.

5-Suspensión de cierre de cuentas

En la misma línea, el Banco Central ordenó suspender el cierre de cuentas por inhabilitación, en los casos en que empresas emitan cheques sin fondos. Según la normativa, la entrega de estos documentos sin respaldo está penada con multas que, en caso de no cubrirse, devienen en el cierre de la cuenta bancarias. Hasta el 30 de abril, esta regla quedará sin efecto.

Se trata de un problema inminente. Ante la apertura anticipada del clearing bancario, a partir de este jueves 26, distintas empresas consultadas dicen no contar con los fondos para cubrir los cheques que deberán afrontar.

6-Suspensión de cortes de servicios públicos

El DNU que publicó el Gobierno y que suspende los cortes de servicios públicos por seis meses en casos de falta de pago de hasta tres facturas consecutivas alcanza a personas de grupos considerados vulnerables y también a empresas pymes y cooperativas. En estos casos, las compañías deberán continuar con el servicio, aunque este podría ser acotado. El Gobierno debe reglamentar cómo se llevará a cabo la medida.

7-Contribuciones patronales

Los ministros de Economía y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán y Matías Kulfas, anunciaron que se eximirá el pago de contribuciones patronales a los sectores afectados de forma crítica por la pandemia.

En la conferencia de prensa del jueves 19, en la que anunciaron un paquete de medidas económicas, incluyeron en este beneficio a a actividades de esparcimiento (cines, teatros, restaurantes, etc.), turismo, transporte de pasajeros y hoteles. Además, hubo rebajas impositivas para empresas de salud.

8-Flexibilización de Repros

Los Ministerios de Trabajo y Economía afinan una resolución que saldrá en los próximos días para agilizar la asignación de auxilio a las empresas que no puedan cubrir los salarios de sus trabajadores.

El Programa de Recuperación Productiva (Repro) es un subsidio estatal para pagar parte del salario de un trabajador, en el caso de empresas en problemas. Cubre hasta un salario mínimo vital y móvil (actualmente, $16.875). Pero su entrega es restringida y las empresas deben demostrar fehacientemente la crisis por la que atraviesan, mediante la presentación de sus últimos tres balances y documentación adicional.

Ahora, el Gobierno busca que los Repro, generalmente destinados a grandes empresas, lleguen a las pymes. También cambiarán los requisitos. Por lo pronto, se eliminaría el requerimiento de presentar los últimos tres balances, algo que buscaba acreditar que la compañía afrontaba un deterioro prolongado. “Tiene que reformularse para atender la crisis de ahora”, indicó una fuente oficial.

Fuente: TN

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas